Distraída


Un día como aquel

Empezaba la tarde calurosa a pesar de estar en invierno, el clima variaba como mis estados de ánimo los cuales solo él podía entender, o al menos tratar. Quizás el no decir nada no era lo mejor.
La hora justa para llegar a la puerta del trabajo, intentando no pensar en nada y dejar todo lo personal fuera para concentrarme solo en una cosa a la vez y cuando todo termine por fin dejar volar mis pensamientos y emociones en alguien más. La música acompañaba mi paso mientras ingresaba por la puerta trasera, esperando a que todos llegasen a la hora. La música que sonaban a través de mis audífonos se cortó y surgió un tono conocido, un mensaje peculiar  (como suelen serlo de su parte), "no mires al piso hay mucha gente que pasa a tu lado", me sorprendió leerlo ya que era exactamente la posición que yo tenía en ese momento, los mensajes no se detuvieron: "sujeta el celular con ambas manos, y será mejor que prestes atención , te están llamando", un mensaje más venía en camino y mi inquieta curiosidad se elevaba a sus límites, "dónde estas", pregunté a la vez que observaba el camino por donde pase por si lo encontraba. Dejaron de llegar mensajes solo para empezar una llamada, era justo a quien imaginaba: -hola?...respondí.
- a qué no sabes dónde estoy?, yo te puedo ver desde donde me encuentro...- dónde estás (pregunté mientras seguía buscando con la mirada)...- te ves curiosa haciendo ese gesto (se refería al que hacia cuando no sabía que hacer, tocar mis labios con los dedos)...- dónde estás?, no te veo...(y más me desesperaba)... - distraída, acabo de pasar por tu lado y no te diste cuenta.....- no es cierto (refunfuñe)...un momento ya sé dónde estas... !ya te vi! - te tardaste demasiado (dijo él) - estás cruzando la pista en este momento (al tiempo que lo dije él solo levantó la mano en forma de saludo y siguió caminando hasta mezclarse con el resto de la gente ), mientras tanto yo no salía de mi asombro, no esperaba verlo, mucho menos que me tomara por sorpresa. Ese día me reí por ser tan distraía.

Solo se me ocurrió.


Fuerza de voluntad

Pensar que estuve tan cerca de poder presentarme tal y como era, la verdadera yo, pero mi timidez impidió que articulara alguna palabra en su presencia, él solo paso de largo sin mirar a su costado, sin fijarse que yo estaba allí andando a su mismo paso, intentando tomar su mano, imaginando un día juntos. Nunca lo logre. pero un nunca no suele ser para siempre. Hoy me he levantado con muchas más ganas que ayer y a pesar de todo haré lo que me dicte el corazón y no la razón.
Sé que estará frente a la multitud encantándolos con su voz, pero eso ya no será problema para mí, yo también puedo ser ese alguien que este a su lado y hoy lo sabrá.



Exagerada ...yo?


Me quede sin ideas............ no se me ocurre nada sobre que escribir......... no puede ser..... estoy en crisis jajjajajja que exagerada que soy jajajjaja

Algo para compartir

Cuando las imágenes y canciones toman otro significado....

Imagen: Paperman
Letra de la canción:  Te elegiría a ti de Noel Schajris



Hay veces en que sin pensarlo una simple palabra llena muchos vacíos, una canción nos recuerda lo vivido y una imagen trae muchos recuerdos. Todos en conjunto perfectos detalles que cambian las caras largas por una radiante sonrisa.... Es algo que no dude en compartir ya que estos detalles los compartieron antes conmigo.


Imagen: Paperman
Cuando estas conmigo de Reik




No es lo que parece



Algo que contar

Corría a toda prisa por entre la multitud, no había lugar especifico al que pudiera dirigirse, su única intensión era escapar de sus perseguidores, quieres no querían lo que llevaba consigo sino a ella, los pies le dolían por los muchos pasos que había dado descalza, sus uñas parecían desprenderse y su rostro mostraba dolor y desesperación, miedo en sus ojos que hacía temblar todo su cuerpo, sus labios aun intactos  parecían pronunciar una sola palabra, “ayuda.”… no dejaba de correr y la multitud a su alrededor no hacía nada por auxiliarla, pasaba de largo como si nada .Entre tropiezos llego hasta un callejón sin salida, se sintió desfallecer, veía pasar ante sus ojos las aterradoras escenas que cometerían con ella, su cuerpo se estremecía aun más, volteaba la cabeza en busca de alguna salida pero no había ninguna, sus perseguidores pronto la alcanzaron, sus sonrisas maliciosas acompañaban la lujuria de sus ojos.  Sin saber que un observador los había seguido, los maleantes avanzaron a paso firme hasta su víctima, sin embargo el observador ágilmente se poso en frente de la muchacha como queriéndola proteger, su rostro estaba cubierto solo se observaban sus ojos, sus ropas negras lo hacían perderse en la oscuridad. Se giro y miro a la muchacha arrodillada suplicando ayuda, el observador en un rápido movimiento saco una daga de entre sus ropas y con la otra mano tomo a la muchacha  por el cuello, dejando a todos desconcertados, en un instante todos los ojos se posaron sobre él. Levanto a la muchacha con una sola mano sin soltar la daga, la elevo a la altura de su cabeza e hizo que mirara a sus perseguidores, ella ya no tenía fuerzas para pelear, solo dejo caer unas lágrimas por su rostro, al fin y al cabo su salvador no era más que otro de ellos que solo quería hacerle daño, pero en su mente prefería mil veces morir en sus manos y rápido, que tener una muerte dolorosa y humillante.
Unas gotas rojas empezaron a caer a los pies de la muchacha, los ojos de sus perseguidores se inquietaron, la daga estaba cubierta de sangre, la misma que emanaba del cuello de su víctima, a quien dejo caer en el suelo frio. Ante esta escena ya no había nada por hacer, por lo que uno a uno se fueron retirando, al mismo tiempo que el hombre de vestiduras negras hacia lo mismo. Sin embargo cuando todo estuvo despejado, un pequeño muchacho llego hasta la joven, la envolvió en sus ropas y cubrió la herida. La cargo hasta la posada de una vieja curandera a quien entrego una nota con escritos que solo ella entendería. La vieja al ver a la joven, solo sonrió y entre murmullos pareció decir “nunca cambia”….  Al cabo de unos minutos el cuerpo inerte de la muchacha ya no lo era más, realmente nunca lo había estado, solo fue una ilusión para salvarla de lo que le hubieran hecho sus perseguidores, ahora ella estaría a salvo, podría iniciar de nuevo en otro lugar más tranquilo, porque para muchos ella ya no existía.
El hombre de  negras vestiduras, que solo muestra sus ojos, y en sus ropas oculta armas que herirían a muchos, no es lo que parece, él solo eligió una manera distinta de ayudar a los demás, son pocos los que lo conocen pero hay muchos más quienes lo persiguen por  no entenderlo.

Relato del día


Una salida

Las lámparas de la ciudad empezaban a ser encendidas una por una formando un nuevo camino sobre las calles llenas de personas con elegantes trajes que se dirigían a los teatros o tan solo regresaban a casa después de una larga jornada en sus quehaceres. Los coloridos vestidos de las mujeres se movían al compás del viento y parecían formar un ramillete de flores. Los caballeros dirigían a sus damas a través de la noche con la esperanza de recibir una señal antes de partir. Las damas con rosas y claveles en sus peinados ansiaban un nuevo día. 
Entre tanta gente se encontraban ellos, un par de personas similares al resto, similares pero no iguales, sus distracciones eran otras, sus preocupaciones también. Las conversaciones que no tenían tema en especial, las risas y palabras que apresuraban las horas dejándolos con la duda sí solo eso les pasaba a ellos, a cada que veían la hora, se acercaba el momento de partir, tan solo para volver a encontrarse por las cartas que día con día enviaban y recibían de manos del cartero.
Los días se acortaban cuando se sabía que pronto llegaría el fin de semana, el momento de volvernos a verse. Caminaban por las calles de la ciudad como turistas, sin conocer a nadie y sin rumbo fijo, charlando de todo y de nada a la vez. Los silencios no eran eternos porque sus miradas hablaban por si solas, una sonrisa decía más que mil palabras, el ruido de los carruajes se hacía casi inaudible mientras charlaban y reían.
Las campanadas del reloj de la torre principal del parque les recordaba que todo era real, pero también les anunciaba que el día estaba por concluir. 




Ya volví

No puedo creer que me haya tomado tan largas vacaciones y deje abandonado el blog, por otra parte me siento con mucho ánimo para empezar a publicar otra vez.... estos días que pasaron me han sucedido muchas cosas que en una u otra historia podré contar. 

Por ahora solo compartiré algunas citas de algunas lecturas.




-Yo siempre he considerado que la poesía es el alimento del amor- dijo Darcy
- De un gran amor, sólido y fuerte, puede. Todo nutre a lo que ya es fuerte de por si. Pero si es solo una inclinación ligera, sin ninguna base, un buen soneto la acabaría matando de hambre.
 
-Orgullo y Prejuicio de Jane Austen-





ltimamente sueño mucho contigo ¿sabes?¿tú también sueñas conmigo?
- Te tengo delante todos los días, no me hace ninguna falta soñar contigo
-Un grito de amor desde el centro del mundo de kyoichi Katayama-


Las estrellas son las miradas de los que se han ido al cielo.
 -Marianella de Benito Pérez Galdós-



-"Si yo pudiera escribirles, mi amor brotaría como un río cristalino; mi carta podría ser como un canto que va por los cielos y llega a su destino".
-Los ríos profundos de José María Arguedas –





Después de esto publicaré más seguido. 










 
nanana © 2011 | Designed by Ibu Hamil, in collaboration with Uncharted 3 News, MW3 Clans and Black Ops